Cargando contenido

López Obrador encabeza marcha que conmemora su cuarto año de gobierno

El acto se registra en medio de polémicas por parte de la oposición.

 Andrés Manuel López Obrador
AFP

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, encabezará este domingo una marcha para conmemorar su cuarto año de gobierno, que es vista como una demostración de fuerza de la izquierda de cara a las elecciones de 2024.

"Invito a todo el pueblo, a todos los que puedan asistir porque es un hecho histórico", dijo el mandatario en vísperas de la movilización, que anticipó multitudinaria.

Se trata de la primera gran manifestación oficialista durante el gobierno de López Obrador, que cabalga sobre una popularidad de 59%, según un promedio de encuestas realizado por la firma Oráculus. 

Lea también: Aguinaldo 2022 en México: ¿Hasta cuándo hay plazo para pagarlo y quiénes lo reciben?

Ocurre dos semanas después de que la oposición movilizara a decenas de miles de personas en Ciudad de México contra un proyecto de reforma electoral.

Esta marcha de la oposición se convirtió en una expresión de rechazo contra el primer gobernante de izquierda de México, que basa su popularidad en amplios programas sociales. 

AMLO niega que la marcha de este domingo sea una respuesta al desafío opositor del pasado 13 de noviembre y asegura que es para "celebrar" logros en los ámbitos social, económico e incluso de seguridad.

Tras la marcha, que considera una oportunidad de "fortalecer" su "movimiento de transformación", el gobernante presentará su informe anual en el Zócalo, principal plaza pública del país donde culminará la caminata.

AMLO, como se conoce al mandatario por sus iniciales, quiere "mostrar un músculo" político, comentó a la AFP Fernando Dworak, analista del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). 

"Fue un grave error de la oposición creer que se le puede vencer en la calle al presidente", añadió Dworak.

- Aceitar la maquinaria - 

La movilización también se produce en un ambiente de campaña adelantada, con varios dirigentes pujando por la candidatura oficialista, como la alcaldesa de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y el canciller Marcelo Ebrard, quienes participarán en el acto.

López Obrador "quiere mantener las emociones vivas, mantener a la ciudadanía movilizada, al menos emocionalmente para lo que realmente quiere (...), mantener a Morena (su partido) en el poder", indicó Dworak. 

Le puede interesar: México clasificó a la final del FIBA Centrobasket

"Sabe, como un experto en términos político-electorales, que para que pueda ganar elecciones necesita una maquinaria aceitada, que funcione todo el tiempo", declaró por su parte a la AFP el investigador de la universidad Tecnológica de Monterrey, Gustavo López.

Ese propósito se ve favorecido por la falta de liderazgos fuertes en la oposición, que se ha agrupado en una plataforma denominada "Va por México", conformada por el otrora hegemónico PRI, el derechista Acción Nacional PAN y el PRD (izquierda). 

Esta alianza se ha resquebrajado por el apoyo legislativo del PRI a algunas iniciativas gubernamentales.

Sin embargo, ha vuelto a dar señales de unidad por su rechazo a la propuesta electoral de AMLO para reformar el Instituto Electoral (INE), de manera que sus miembros sean elegidos por voto popular y no por los partidos.

El presidente acusa al INE de haber apoyado dos supuestos fraudes que lo privaron de la presidencia en 2006 y 2012. Sus adversarios sostienen que en realidad busca acabar con la "independencia" del organismo con su reforma.

La enmienda también plantea reducir el tamaño del INE y el número de congresistas, con lo que los diputados federales pasarían de 500 a 300 y los senadores de 128 a 96.

Al no contar con las dos terceras partes de los votos que demandan las reformas constitucionales, López Obrador adelantó que intentará sacar adelante algunas de esas medidas mediante la aprobación de leyes secundarias.

La oposición adelantó que demandará esas normas, por lo que la última palabra la tendrá la Suprema Corte, que recientemente avaló de forma parcial una reforma energética de AMLO que aumenta la participación del Estado en el sector.

La oposición acusan también a López Obrador de "autoritario" y "populista" y de "militarizar" el país.

El presidente ha confiado al ejercito la construcción de varias de sus grandes obras de infraestructura y mantiene la participación de los militares en tareas de seguridad, un rol que -según oenegés de derechos humanos- exacerba la violencia del narcotráfico.

Fuente
AFP
En esta nota

Cargando más contenidos

Fin del contenido