Cargando contenido

La paliza de los Nets sobre los Warriors

Kevin Durant anotó 21 de sus 23 puntos en la primera mitad.

Kevin Durant con los Nets
AFP / Kevin Durant con los Nets

Con una primera mitad de 91 puntos y un Kevin Durant que rozó la perfección, los Brooklyn Nets aplastaron 143-113 en el Barclays Center a unos Golden State Warriors en crisis sin Steph Curry ni Klay Thompson y celebraron su séptima victoria consecutiva en la NBA, la undécima en sus últimos doce partidos.

Kevin Durant anotó 21 de sus 23 puntos en la primera mitad, con ocho de nueve en tiros, y pudo ver desde el banquillo el último cuarto, en unos Nets que acabaron con nueve jugadores por encima de los diez puntos.

Ben Simmons aportó diez puntos, con cuatro rebotes y ocho asistencias, Edmon Sumner aportó 16 puntos, mientras que Patty Mills aportó trece saliendo desde el banquillo, con tres de tres en triples.

Los Warriors, que perdieron su decimosexto partido de 19 disputados lejos de San Francisco, lo que supone la peor marca de la NBA. En total, los Warriors perdieron siete de sus últimos nueve encuentros.

Lea también: Ni con LeBron James, Los Lakers consiguen imponerse sobre los Kings

Los vigentes campeones acumulaban ya 30 puntos de desventaja al comienzo del segundo período y volvieron a derretirse sin poder contar con Curry ni Thompson.

En una noche de trece puntos de Jordan Poole, con uno de once en triples, el mejor de los Warriors fue James Wiseman, con 24 puntos y nueve de diez en tiros. También anotaron 17 puntos cada uno Moses Moody y Patrick Baldwin, este último con cinco triples.

LOS NETS, 91 PUNTOS AL DESCANSO

Fue un monólogo de los Nets desde el comienzo, ante unos Warriors que añadieron a la falta de dinamita ofensiva un total desinterés defensivo. El equipo de Brooklyn anotó 46 puntos en el primer cuarto (46-17), con siete triples y mantuvo ese ritmo en el segundo, en el que metió 45 puntos y mantuvo un 71 % de acierto en tiros.

Le puede interesar: La NBA alista el futuro reconocimiento: Gasol, Nowitzki y Popovich elegibles para salón de la fama.

Durant dirigió a los Nets con un ritmo anotador asombroso. Conectó ocho de sus nueve tiros y alcanzó los 21 puntos al descanso con un triple que subió el 91-51 al luminoso.

Hizo parecer fáciles jugadas de máxima dificultad y revalidó su candidatura al MVP de esta temporada, en la que está llevando de la mano a los Nets.

Fuente
EFE
Tags
Imagen

NBA

Cargando más contenidos

Fin del contenido